Adolescentes en la Era Instagram

Muchos adultos siempre se preguntan el motivo de nuestros cambios de humor y otros ponen la excusa de que nuestras hormonas están revolucionadas. Pues bien, es verdad que a nuestras edad las hormonas funcionan de una forma descontrolada hasta la finalización de la formación de nuestro cuerpo. En esta etapa de formación nuestro cuerpo crece y va cambiando hasta los aproximadamente 20 años. Desde mi punto de vista, nuestros cambios de humor no solo se deben a las hormonas sino que también estamos en una etapa de formación como personas, empezamos a ver mundo, empezamos a tener obligaciones, cambia el carácter, el punto de vista de ver las cosas, etc., es decir, nos convertimos en adultos.

Hay personas que nos ponen etiquetas como "irresponsables", "descontrolados", "fiesteros", "chorizos", "infantiles" y "egoístas", pero claro, no todos somos así, los adultos solo se quedan con lo que les llama más la atención y son a los que llamamos "canis". Los canis son esos adolescentes a los que no les importa tener la música a todo volumen, les gusta fumar, beber alcohol y provocar, no les importa llamar la atención y les solemos ver con pantalones anchos, gorras y piercings. También se les suele llamar "ninis" porque son los adolescentes que ni trabajan, ni estudian y no hacen nada.
Personalmente no me considero cani y tampoco merecedora de ninguna de las etiquetas anteriores. No me gusta ver como adolescentes de mi edad malgastan el tiempo en el botellón, fumando en plazoletas y como se pelean en la calle mientras se escucha una canción de Ñengo Flow en los altavoces del maletero abierto de un coche. Sinceramente, me gusta ver como mis amigos y compañeros no son así.

No puedo hablar desde el punto de los demás pero a mí particularmente me gusta salir al cine, dar una vuelta por el barrio o por el centro con mis amigos, comer con mi familia y amigos, escuchar música, wasapear, salir a hacer ejercicio, viajar, utilizar redes sociales y salir de compras. Y entre tantas cosas que nos disgustan y molestan están la imposición de hora de llegada, la prohibición de salir en algunas ocasiones, que nos digan lo que tenemos que hacer, que nos repitan las cosas mil y una veces, etc. A mí personalmente me molesta todas esas cosas, pero también entiendo que lo hacen por mi bien, para educarme y para que sea una mejor persona, por eso no se lo discuto a mis padres.

Es verdad que a veces me pregunto: ¿Qué haré de mayor?, ¿Qué trabajo tendré?, ¿Cómo será mi vida una vez que me independice?. Para responder a mis preguntas siempre visualizo el presente y me imagino el futuro. Cierto es que ahora vemos el presente algo negro ya que hay miles de parados, desahucios, subida de impuestos, desempleo en todos los sectores, engaños, corrupción, etc. Y viendo cómo es el presente... ¿Cómo será mi futuro?. Es inevitable verlo confuso porque el final de la crisis es algo impredecible, por esta razón, me esfuerzo por sacar adelante mis estudios y por algún día tener un título universitario.

No estoy del todo muy de acuerdo con el artículo que nos presentan porque no es verdad que a todos los adolescentes le dan una vida facilitada y de entretenimiento. Si es verdad que ahora no tenemos que andar buscando la información en bibliotecas durante horas, ni tenemos que escribir ni tomar apuntes a mano, etc. como se hacía en la época de nuestros padres, pero claro, el mundo que nos rodea ha cambiado. Tenemos que adaptarnos a una sociedad que es actualmente y en un futuro será tecnológica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario de texto: Rosalía de Castro "Negra Sombra"

Comentario de un poema: "Lo Fatal"

Comentario de un poema: "La barcas playas"